Llegada a casa de un cachorro

Si has decidido ampliar tu familia con un miembro canino, hay algunas cosas que debes saber y tener en cuenta ante el gran día de su llegada a casa. Ante todo, debes reservarte tiempo para compartir íntegramente con el cachorro, piensa que todo es nuevo para él y el pequeño experimenta nuevas emociones; el viaje hacia casa, olores y ruidos nuevos, personas a las que no conoce...Puede que se sienta estresado, nervioso y retraído. Es normal, déjale que olfatee y explore la casa a su ritmo, ten paciencia. Verás que con unos pocos preparativos y tú compañía vas a hacer que tu nuevo mejor amigo se sienta más cómodo.

Los preparativos:

Antes de su llegada debemos realizar una inspección general a su futuro hogar y a los lugares donde vaya a tener acceso, para garantizar su seguridad. Debemos quitar de su alcance todos los posibles peligros (cables, enchufes, plantas, insecticidas…).

También es importante conocer a qué centro veterinario llevaremos a nuestro perro. Preguntar a personas de confianza, voltear los veterinarios del barrio y decantarse por la clínica más grande y equipada posible. 

Antes de que llegue nuestro cachorro compraremos todo lo necesario para su llegada y lo dejaremos en el lugar correspondiente, básicamente, donde deseamos colocar su cama y donde colocaremos los cuencos de la comida y el agua.

-Vas a necesitar:

  • Comida y dos cuencos. En el mercado existe una gran oferta de piensos especiales para cachorros, tu veterinario te podrá recomendar el más apropiado para este período. Necesitarás a la vez un cuenco para colocar la comida y otro para el agua.

 

  • La cama: Es fundamental que se sienta cómodo en el que va a ser su lugar más seguro, al que acudirá para dormir o descansar. Debes tener en cuenta las dimensiones de la cama que elegirás en función del tamaño de tu cachorro y su etapa adulta.

 

  • Juguetes. Se trata de un cachorro, ten preparado algunos juguetes con los que ganarte su confianza. Existe una gran variedad de juguetes en las tiendas especiales de animales.

 

  • Collar y correa. No podrás sacar a pasear a tu nuevo cachorro hasta que no le hayan puesto todas las vacunas. Aun así no está demás que se vaya familiarizando con estos objetos. Es recomendable que tu veterinario le implante el chip ya que tendrás muchas más posibilidades de encontrarlo si en alguna ocasión lo pierdes.

 

  • Productos de aseo: Serán necesarios un peino o un cepillo para empezar a planear las sesiones diarias de acicalamiento. También debes comprar un cortaúñas y un champú especial para cuando sea necesario.

 

  • Periódicos: Ten a mano periódicos donde haga sus necesidades durante los primeros días (si no dispones de jardín).

 

En su llegada:

Se recomienda traer el cachorro por la mañana, de esta manera tendrá todo el día por delante para tratar de adaptarse. Al llegar a casa y antes de dejarle en el suelo, llévale al lugar que hayas decidido que sea aquél que vaya a convertir durante las primeras semanas en su WC personal. Se le debe mostrar también lo antes posible su lugar de descanso, llamarlo por su nombre y empezar a utilizar; el “no” cuando haga algo indebido y el “muy bien” para premiarlo por una buena conducta.

La 1ª noche del cachorro no será la mejor, por todo lo mencionado con anterioridad. Llorará debido al cambio brusco que ha experimentado y estará intranquilo en su nuevo hogar. Esto mejorará durante las siguientes noches hasta que se habitúe del todo.